Última Hora

Dos de los sospechosos que perpetraron este miércoles un tiroteo que dejó 14 muertos y 17 heridos en un centro para discapacitados en San Bernardino, cerca de Los Ángeles, fallecieron en la operación policial de captura, informaron las autoridades.

La policía logró abatir a dos de los sospechosos, un hombre y una mujer, tras varias horas de persecución en un gigantesco operativo que movilizó a centenares de agentes locales, del FBI y unidades de élite SWAT.

El hombre fue identificado por las autoridades como Syed R. Farook, un ciudadano estadounidense que trabajó para el departamento de salud del condado de San Bernardino.

"Se trata de un hombre y de una mujer. Iban vestidos con ropa de asalto y llevaban rifles y pistolas", explicó en una rueda de prensa el jefe policial Jarred Burguan.

Vea: Al menos 14 muertos y 17 heridos en tiroteo en California

Los atacantes se enzarzaron en un intercambio de disparos con las fuerzas de seguridad, durante el que resultó herido un agente.

Una tercera persona fue detenida tras ser vista salir del lugar del tiroteo, pero la policía no pudo confirmar si participó en la masacre.

Los sospechosos atacaron con armas de asalto el Centro Regional Inland alrededor de las 11H00 locales (18H00 GMT), especializado en asistir a pacientes discapacitados.  

Vea: 88 personas han muerto en nueve tiroteos en EE. UU. en los últimos tres años

A esa hora el auditorio acogía un evento organizado por el condado de San Bernardino para un centenar de trabajadores.

Las autoridades, que encontraron artefactos explosivos en el edificio, todavía desconocen las razones que motivaron el tiroteo. 

El presidente Barack Obama lamentó que en Estados Unidos se haya establecido "un patrón de tiroteos masivos". 

Hace apenas cinco días, el país fue sacudido por otro tiroteo registrado en una clínica de planificación familiar en Colorado (oeste), en el que tres personas murieron y nueve resultaron heridas.