Última Hora

Si le pedimos al Niño un carro a control remoto, esperamos que venga con pilas o que si nos manda una bola venga inflada.

Y si alguien lleva años pidiendo un puente, lo mínimo sería que uno pueda cruzarlo.

Pero no siempre es así, en Guayabal de Santa Cruz de Guanacaste tienen el último grito de la moda en puentes. Les presentamos el puente que no se puede cruzar.

La Municipalidad comenzó a construirlo hace dos años, pero lo dejó tirado antes de hacer gradas para peatones y las rampas de acceso para carro. Como quien dice, quedó de puro adorno. Por eso muchos no tienen más remedio que echarse al agua para llegar a sus destinos.

Pero no todo es malo, al menos el dueño de la ferretería ha hecho buena plata vendiendo escaleras. 

Deiler Mena es uno de los afectados. Él asegura que “se ven afectados todos los días en el tránsito de adultos mayores, niños, estudiantes, gente con discapacidad, señoras embarazadas, y la comunidad está cansada de esperar toda esta época sin que resuelvan”.

Mientras que Mayela Marchena sufre aún más por no poder usar el puente. En su silla de ruedas debe ingeniárselas “para ir a la clínica o ir a cualquier parte, es duro porque al no estar ese puente tengo que dar toda la vuelta”.

Perros de Traba visitó la Municipalidad de Santa Cruz donde nos atendió el alcalde Jorge Chavarría. Tras escuchar los ladridos de Rocky, el alcalde se comprometió públicamente a tener el puente listo que el 14 de enero.

Esperamos que así sea, pues en esta comunidad todos le piden lo mismo al niño.


Hace un mes conocimos el caso de don José Salazar. Él sufría fuertes dolores en sus ojos a causa de un cáncer de piel con el que lucha todos los días.

A pesar de que los médicos reconocieron que debía ser operado con urgencia, en el hospital San Rafael de Alajuela le dieron cita hasta el 2018.

Desesperado acudió a Perros de Traba y tras la intervención de Rocky el doctor Francisco Pérez, director del centro médico, prometió que lo operarían de inmediato.

Hoy nos complace decir que ya don José ya se recupera en su casa.