Última Hora

Hakan Calhanoglu, futbolista alemán de origen turco del Bayern Leverkusen, protagonizó una imagen curiosa este fin de semana durante el partido que disputó su equipo contra el Schalke 04 en la Bundesliga.

Parte de la afición local empezó a tirarle objetos al jugador cuando se disponía a ejecutar un saque de esquina.

Uno de los objetos era un trozo de pan con cerdo, y el jugador, de confesión musulmana, sorprendió a todos al agarrarlo del suelo para después besarlo y bendecirlo, pese a ser una carne prohibida por su religión.

El jugador se aseguró de solo tocar el pan por respeto al Islam.