Última Hora

El presidente del club de fútbol turco Trabzonspor, donde milita el costarricense Esteban Alvarado, secuestró durante cuatro horas a los árbitros de un partido de liga por no pitar un penalti a favor de su equipo, informó este viernes la prensa turca.

El incidente se produjo el miércoles por la noche, al término del encuentroTrabzonspor-Gaziantep, que se saldó con un empate 2 a 2. Alvarado fue titular todo el partido. 

La decisión del árbitro Cagatay Sahan de añadir tiempo extra cuando el Trabzonspor esperaba que pitara penalti causó alboroto entre los hinchas.

El presidente del equipo local, Ibrahim Haciosmanoglu, que se encontraba en Estambul, ordenó que se mantuviera retenidos a Sahan, a tres asistentes y al representante de la Federación Turca de Fútbol en el estadio Avni Aker.

"El árbitro no sale del estadio hasta que yo no esté allí", ordenó, según la prensa.

Los cinco permanecieron retenidos en el vestuario hasta que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, llamó al enfurecido presidente del equipo para ordenar su liberación. 

"No provoquemos un escándalo ante Turquía y el resto del mundo", pidió Erdogan, según la prensa turca.

El dirigente, famoso por su estilo radical, liberó entonces a los trabajadores, que pudieron salir del estadio escoltados por la policía.