Última Hora

La compañía CASS inauguró este jueves su planta de operación en la Zona Franca Zeta de Alajuela.

La empresa de manufactura está dedicada a la fabricación de materiales de alta calidad a base de silicón para dispositivos médicos.

La compañía realizó una inversión inicial de $3 millones y arrancó operaciones con un equipo de 8 personas, que espera ampliar a 100 en los próximos tres años.

La empresa está buscando ingenieros expertos en silicón, temas regulatorios y temas de calidad.

Quienes estén interesados pueden enviar su currículum a c.service@casilicone.com