Última Hora

El técnico Carlos Watson reconoció sentirse emocionado por su regreso, 18 años después, al banquillo del Deportivo Saprissa.

Tras la victoria 3-1 ante el Uruguay de Coronado, el estratega externó el sentimiento que le embarga al volver a dirigir en la Cueva.

“A pesar de la edad, es importante sentir la misma emoción que antes. El compromiso y el deseo de la afición por la alta competencia motiva muchísimo”, comentó Watson.

Además, su asistente técnico, Manuel Gerardo Puro Ureña, tampoco ocultó su alegría por el retorno a las filas tibaseñas.

“Quiero darle gracias a Dios porque desde el año 1986 yo no estaba en el primer equipo. Esta institución es mi familia”, expresó Ureña.

La próxima prueba del nuevo cuerpo técnico será el próximo domingo cuando visiten el Fello Meza para enfrentar al Cartaginés.