Última Hora

Tras el fin de la huelga acordada esta madrugada por el Gobierno y los sindicatos, el suministro de combustible se normalizó.

Desde antes de las ocho de la mañana, decenas de cisternas hacían fila en el plantel de Recope, ubicado en Ochomogo de Cartago.

A las ocho en punto el plantel se abrió, y las actividades regresaron a la normalidad, tras el paro de ayer.

De forma lenta pero ordenada se reanudó el abastecimiento de combustible en este plantel y en otros como el de La Garita de Alajuela y Barranca, en Puntarenas.

Las estaciones no reportaron desabastecimiento y la actividad fue normal en la mayoría de ellas.