Última Hora

Una travesura inocente casi le cuesta la vida a un niño de cinco años. El menor abrió una pastilla de cloro concentrado y de inmediato se desmayó y quedó inconsciente.

Estas pastillas se usan para limpiar piscinas y tienen una concentración de cloro tan alta que puede poner en riesgo su vida y la de sus hijos.

Para que se haga una idea, el cloro común tiene una concentración del 6%, mientras que estas pastillas pueden alcanzar hasta el 15%.

Las pastillas se venden por unidad en locales que distribuyen productos de limpieza, conocidos popularmente como pañaleras.

En muchas ocasiones no tienen registro sanitario ni precauciones.

Telenoticias consultó a las autoridades del Ministerio de Salud, quienes confirmaron que la venta de estos productos sin etiqueta es ilegal.

La exposición a las pastillas puede provocar mareos, dolor de cabeza y náuseas.

Las autoridades insisten en la importancia de mantener los productos de limpieza alejados de los niños.

Cada año, el centro de intoxicaciones atiende cerca de 700 menores por esta causa.