Última Hora

En Estados Unidos, los bomberos ingresaron a una guardería y se llevaron una verdadera sorpresa con lo que encontraron.

Se trata de una niña de un año, que quedó sola, a oscuras y encerrada en el lugar.

El padre de la menor fue a buscarla a la guardería, pero cuando llegó encontró las puertas cerradas. Dio aviso a los bomberos, quienes acudieron al rescate.

El director de la guardería ya pidió disculpas y asegura que creyó que la niña era una muñeca.