Última Hora

El hombre que murió asesinado esta mañana en el centro de Guadalupe tenía 24 días de haber salido de prisión.

El crimen ocurrió 75 metros al este de la municipalidad de Goicoechea, edificio donde opera el programa semi institucional de Adaptación Social.

La víctima de apellido Villalta, de 34 años, salió de la cárcel el pasado 28 de setiembre y debía dormir todos los martes en Goicoechea.

Villalta descontaba una pena de cuatro años y seis meses por robo agravado. Al cumplir el tercio de la condena su caso fue analizado por el Instituto Nacional de Criminología y se le otorgó el beneficio de salir de prisión.

Según Adaptación Social, el fallecido contaba con el apoyo de su familia y tenía una opción laboral, puntos que se analizaron para otorgarle el beneficio.

Villalta ya había cumplido una pena anterior por robo agravado. Y esta otra la terminaría el 4 de noviembre del próximo año.

El programa semi institucional tiene 4.450 personas con este beneficio, de las cuales 1.372 están en San José.