Última Hora

Especialistas de la Universidad Nacional hacen un llamado a la población para que no bajen la guardia ante el mal de Chagas.

Esta enfermedad es propagada por un chinche chupa sangre que está presente en nuestro entorno con más frecuencia de lo que pensamos.

El insecto vive en lugares por debajo de los 1.600 metros sobre el nivel del mar.

El parásito se traslada en el excremento del chinche y se introduce en el torrente sanguíneo cuando el insecto pica a una persona.

Este insecto por lo general busca refugio en madera, o espacios donde tiene contacto con animales de granja o mascotas.

Por eso es importante que si usted sospecha de la presencia de este chinche en su hogar, lo reporte al Ebais más cercano y si encuentra uno, lo lleve a este mismo centro médico para que se revise si porta el virus del mal de Chagas.

En un Ebais le pueden dar indicaciones de como eliminar los criaderos de este chinche chupa sangre e incluso como fumigar para evitar su propagación.