Última Hora

La Selección Nacional inició su travesía en el Mundial Sub-17 de Chile con el pie derecho.

Los ticos debutaron este lunes con un triunfo de 2-1 sobre Sudáfrica, y se vio un equipo tocador, pero con fallas notables en defensa. 

La escuadra patria sudó la camiseta y aprovechó las ocasiones frente al arco rival, aunque sus principales dudas llegaron en el segundo tiempo, cuando los africanos encontraron vacíos desde el mediocampo hacia la zaga.

Los costarricenses, eso sí, se adelantaron cuando el partido era muy joven. Apenas a los 7 minutos, Kevin Masis perforó las redes, tras un estupendo pase de la muerte de Andy Reyes.

El discurso del técnico Marcelo Herrera sirvió para que La Tricolor manejara la pelota con una intención ofensiva firme, sin temor, pero esta propuesta disminuyó con el paso de los minutos.

En la segunda parte la película cambió de protagonista. Si en la primera mitad Costa Rica lució más, en la segunda fueron los “Bafana Bafana”, siendo la falta de precisión su principal pecado.

La Sele sí que no perdonó ni los errores arbitrales. Al minuto 62, Andy Reyes concretó el 2-0 desde los once pasos, luego de que se pitara un penal inexistente a favor de los nuestros.

En el último suspiro del compromiso, al 90´, Khanyisa Mayo hizo el 2-1 definitivo, de cabeza y con una floja marca en su contra. 

Se ganó con justicia, sin embargo, al equipo nacional le falta aprender a cerrar los espacios atrás y no permitir que los rivales se le vengan encima. Sudáfrica no aprovechó sus llegadas, pero quizá los otros contrincantes del grupo no sean tan dadivosos.

El próximo rival de Costa Rica será Rusia, el jueves a las 5 p. m., asimismo, el último choque por la fase de grupos será el domingo, contra Corea del Norte, a las 4 p. m.