Última Hora

A las 5 p.m. del viernes pasado ocurrió la erupción más reciente del volcán Turrialba. Luego de ese momento la actividad sísmica del coloso descendió pero se muestra inestable.

La ceniza expulsada por el volcán el viernes cayó en su mayoría cerca del Turrialba, gracias a las condiciones climáticas.

Por ahora el cielo despejado deja ver una columna de gas que sale del volcán. El color de esta hace pensar que es poca la presencia de ceniza por ahora.

Los especialistas esperan visitar el Turrialba en las próximas horas o días, para en sitio comprobar otros aspectos como temperatura del volcán.

Desde que incrementó su actividad, a finales del año anterior, el macizo muestra cambios en la forma de su cráter activo.

El Turrialba tuvo actividad fuerte en noviembre, marzo y mayo anterior. Con menos intensidad mostró expulsión de ceniza en agosto pasado y ahora el viernes anterior.