Última Hora

Dos buzos se hallaron cara a cara con un pez luna, conocido por ser el pez óseo más grande del mundo.

El encuentro ocurrió durante una inmersión en las islas Azores, en Portugal.

A pesar de su intimidante tamaño, el pez luna es un animal totalmente inofensivo para el ser humano, ya que se alimenta exclusivamente de medusas.

Por eso, los buzos pudieron nadar a su lado y hasta acariciarlo.

Además de su gran tamaño, los peces luna pesan una tonelada en promedio, pero algunos ejemplares han llegado  hasta los 2.000 kilos.