Última Hora

Las redes sociales se usan mucho para comunicar, pero en ocasiones también para presumir o finguir ante los demás.

De ahí que muchas personas sean considerados como “braggies” que viene del verbo en inglés to brag: presumir o alardear.

Quizá usted sea de esos y no se dé cuenta. Llega a un lugar y debe tomar una foto y subirla a las redes; llega a comer y debe mostrarlo, sale con alguien y debe contarlo.

La psicóloga y sexóloga, Alexandra  Montero, nos enseña el daño que puede causar este tipo adicciones.

Según la psicóloga esta necesidad se debe a ciertos factores, como:

-Se busca satisfacer la necesidad de aprobación social.

-Sociedad que valora exageradamente lo material, unido a un mundo de competitividad extrema.

-Un 39% de las personas lo hacen para llamar la atención, recolectar fama y obtener “me gusta”.

 

Además estas acciones pueden traer algunas consecuencias para la persona, tales como:

-Peligro en que muchos se enteran sobre cada paso que da y que su hogar está solo.

-Frustración en aquellas personas que no logran alcanzar el objetivo pensado (likes o comentarios).

Hace poco Facebook, una de las redes sociales más importantes, decidió colocar de nuevo el botón de “no me gusta”; algunos críticos dicen que esto podría producir algunos problemas psicológicos ante la desaprobación ¿Qué podría suceder esto?

-Necesidad de muchas personas por fingir viajes o aventuras irreales para sobre salir.

-De forma moderada, nos permite participar con nuestro círculo de amigos los buenos momentos/experiencias.

Observe la entrevista completa en el video adjunto a la nota.

A la psicóloga y sexóloga, Alexandra Montero, para información puede escribirle al correo electrónico: edukasexcr@gmail.com.