Última Hora

Un zoológico danés se ha ganado decenas y decenas de críticas -no solo en su país- luego de que sus funcionarios diseccionaron un león ante la mirada atónica y hasta asqueada de 400 personas, muchos de ellos niños.

Mientras las autoridades del zoológico de Odense defienden la práctica -"con fines didácticos"-, en las afueras hay voces que reclaman el maltrato hacia un león de nueve meses al que sacrificaron porque "no tenía una pareja disponible para aparearse", según sus voceros.

"Lo hacemos porque forma parte de un gran paquete de difusión de conocimientos. Ver a un animal muerto es algo grande para todos", declaró a la televisión pública Nina Collatz Christensen, zoóloga del sitio.

"En un supermercado no se ven cerdos ni terneros, sólo un paquete de carne picada. Así se tiene una mejor comprensión de la vida y la muerte de los animales", afirmó, según declaraciones publicadas por la prensa internacional.

El animal fue sacrificado en febrero pasado y se mantuvo congelado. “Si le hubiéramos permitido vivir podría haberse apareado, o sea tener cachorros, con sus propias hermanas o su madre. Eso se llama endogamia”, explicó a los menores uno de los guías mientras diseccionaba al mamífero.

Wendy Higgins, portavoz de la Sociedad Humana Internacional, acusó al recinto de “hacer un espectáculo macabro de una gran tragedia”. 

El problema de fondo, según este grupo defensor de los derechos de los animales, es el exceso de leones y miles de animales en los zoológicos de todo el mundo.