Última Hora

El sitio buscoempleo.go.cr es una herramienta gratuita que puede ser muy efectiva. Consiste en una base de datos con alrededor de 130.000 oferentes con perfiles variados en busca de un puesto.

Mediante el uso de la página se pretende que el proceso de contratación sea más ágil.

Para utilizar esta plataforma, las empresas deben registrarse y publicar los trabajos disponibles y de inmediato la web muestra una lista de currículos que coinciden con el perfil solicitado.

Además, la vacante se publica durante un mes para que las personas interesadas puedan aplicar vía correo electrónico.

A la fecha, más de 11.000 empresas se han registrado y han publicado sus ofertas laborales.

Cuidado con Internet

Los expertos afirman que la información personal en Internet impacta en las posibilidades de hallar un trabajo.

“Cada vez más las empresas usan también las redes sociales en el proceso de selección para conocer un poco más al candidato”, explicó Jaume Gurt, director general de Infojobs, al sitio elmundo.es.

“De alguna manera podría decirse aquello de todo lo que publiques podrá usarse en tu contra”, sentenció Aziz Zaghnane, director de Marketing de Lee Hecht Harrison, Grupo Adecco.

¿Qué se debe evitar publicar en redes sociales?

La página elmundo.es también dio a conocer una guía de las cinco cosas que se deben evitar en las redes sociales, si usted está en busca de un empleo.

1. Utilizar las redes para criticar tu trabajo, a tus compañeros o a tu jefe, actual o anterior. Ninguna empresa desearía contratar a nadie que pueda traer problemas a la oficina. Si usted tiene quejas de su jefe, ellos pueden pensar que en realidad usted tiene un problema con la autoridad y lo (la) descartarán. Si tiene quejas de sus compañeros, lo más normal es que crean que usted no sabe trabajar en equipo.

2. Subir fotos en las que se exponga una mala imagen personal. Las últimas fotos de una buena borrachera, en las que usted aparece sin sus cinco sentidos al 100% pueden generar una mala imagen para la nueva compañía. También los comentarios son mirados con lupa por las empresas: hablar mal ante sus amigos de tal o cual cosa, aunque sea en broma, también puede hacerte caer de la foto laboral. Ellos no le conocen. Solo saben lo que usted mismo proyecta.

3. Faltas de ortografía o errores en la redacción. Cada vez escribimos peor. La cultura del SMS o del tuit ha hecho que se tienda a abreviar las palabras, o saltarlas, y luego están las faltas de ortografía que, por desconocimiento o descuido, pueden hacer que tu futuro jefe no llegue nunca a serlo. Ojo al escribir. No cuesta tanto leer antes de dar a publicar.

4. Cuidar el nivel de privacidad de tus perfiles en las redes sociales y tener muy claro cuál es la información que quieres que sea pública y la que no. Esto usted debe llevarlo bien grabado a la hora de postear algo. Si no quiere renunciar a un uso personal de sus redes sociales, procure asegurarse de compartir solo con quien sepa que es de confianza. Cuidado con los compañeros de oficina.

5. Hay quien recomienda evitar los temas polémicos en las redes, como la religión o la política. Aquí hay debate. Expresarse libremente no es malo, pero es cierto que puede suponer un problema si sus ideas no encajan con las de su nuevo jefe. Piensa antes de publicar según el foro; un comentario desafortunado puede perjudicarle.