Última Hora

La crítica internacional esperaba con ansias el debut de Lady Gaga en su papel de la muy bizarra y oscura dueña del hotel Cortez en American Horror Story, el jueves pasado.

Y después de verla en aquella orgía sangrienta al lado de Matt Bomer, quien hace el papel de su amante, la decisión fue casi unánime: la Mother Monsters -en su papel de La Condesa- se echó al bolsillo a todos, con una actuación creíble que, además, le deparó a la serie su segundo mejor dato de audiencia en su historia.

El primer capítulo de esta nueva temporada tuvo 5,8 millones de espectadores, por debajo de los 6,1 millones de espectadores del estreno de la temporada anterior, pero por encima de los 3,2 con los que cerró la edición pasada.

Es tal el entusiasmo con la llegada de Gaga -que ya olvidó la salida de Jessica Lange- que los creadores de la serie ya le propusieron que protagonice la siguiente temporada.

Por lo pronto, la intérprete de Bad Romance, Poker Face y Merry The Night disfruta de esa nueva etapa artística, en un año que solo le ha deparado éxitos. Si no que lo diga la misma revista Billboard, que la nombró la mujer del año.