Última Hora

Las llamas iniciaron poco antes de la medianoche y rápidamente consumieron 600 metros cuadrados correspondientes a dos mueblerías en San Rafael de Alajuela.

La madera y las pinturas que almacenaban los inmuebles, ayudaron a que las llamas se expandieran y fueran difíciles de controlar.

La labor del Cuerpo de Bomberos fue tan complicada que a pesar de tener 15 efectivos y cuatro unidades, se tardó dos horas en apagar las llamas.

Moisés Quirós, dueño de la mueblería “La Bendición”, estima en 30 millones el monto de las pérdidas a raíz del siniestro.

Las dos mueblerías fueron consumidas por completo y una venta de repuestos de motocicletas sufrió algunos daños.

Cerca de 11 personas dependían económicamente de esos comercios.

Hasta el momento se desconocen las causas del incendio. El departamento de Ingeniería de Bomberos llevará a cabo una investigación para determinarlas.