Última Hora

Las inundaciones son muy comunes en Batán de Matina. Por desgracia los vecinos han tenido que aprender a vivir con eso, y como si fuera poco, desde meses enfrentan una nueva inundación: de basura.

Esto no es precisamente lo que teníamos en mente cuando nos prometieron que en esta gira podríamos apreciar la fauna local. Los zopilotes  acompañan a toda hora a los vecinos y hay una razón.

Según denuncian, a veces el camión de la basura dura hasta cuatro meses sin pasar.

El mal olor llega todos los días a las aulas de la escuela Excelencia de Batán. Aproximadamente 1500 niños deben hacer un esfuerzo sobrehumano para estudiar sin vomitar.

Maritza Mena es cocinera en la escuela y asegura que cuando entran a las 6 de la mañana “lo que nos esperan aquí son los zopilotes”.

Los vecinos comentan que ya hablaron con el alcalde Elvis Lawson en varias ocasiones, pero todo sigue igual

Tras espantar un par de zopilotes, Rocky se fue a la municipalidad de Matina. El alcalde aseguró que el atraso se debe a que los dos recolectores de basura están malos.

También negó que el problema tenga tanto tiempo. Al final nos dio su palabra de que a partir de noviembre la basura ya nos será parte del paisaje en Matina.

Esperamos que así sea, puesto que todos en este cantón tienen muy claro lo que quieren.


De Matina nos fuimos a Siquirres. Resulta que en abril del año pasado anunciaron con bombos y platillos la inauguración de un centro de cuido.

La noticia llenó de ilusión a muchas mujeres de escasos recursos pero todo quedó en eso… pura ilusión.

El edificio está ahí pero nunca abrió sus puertas.

La Municipalidad se encarga de administrar la guardería. Por eso los vecinos piden a la alcaldesa, Yelgi Verley, que por favor haga algo pronto.

Les duele saber que el edificio no se aproveche cuando hay tanta necesidad en sus comunidades.

“Necesitamos que la alcaldesa nos escuche, que nos tome en cuenta, ella está donde está gracias al voto que nosotros le dimos”, dijo Floribeth Orozco, una vecina.

De inmediato fuimos a la Municipalidad de Siquirres, y los ladridos de Rocky obtuvieron un compromiso público por parte de la alcaldesa.

Ella dijo que en unos 30 días “estaríamos dando inicio”.


Meses atrás fuimos a un lote baldío en San Juan de Tibás, propiedad del Ministerio de Cultura. Vecinos denunciaron que ahí se escondían delincuentes, dormían drogadictos y los incendios eran muy frecuentes.

Tras la intervención de Perros de Traba, el Ministerio prometió una solución definitiva, y tal como muestran las imágenes este lote ya no dará más problemas.