Última Hora

Los padres de dos jóvenes británicos que perdieron la vida en un accidente de tránsito decidieron difundir el video del percance con la intención de generar conciencia.

Las víctimas, Kyle Careford, de 20 años, y Michael Owen, de 21, murieron en abril pasado en Crowborough, Inglaterra, cuando el primero conducía sin tener licencia

Según relatan medios de prensa internacionales, los dos habían consumido drogas y grababan su recorrido mientras hablaban y se dirigían a la cámara.

En el video muestra cómo iban a unos 140 kilómetros por hora en una zona con un límite de velocidad de 50 kilómetros por hora.

Instantes después y tras varias maniobras y adelantamientos arriesgados, chocaron contra el muro de una iglesia y murieron en el sitio casi de forma instantánea.

Sus padres quieren que otros jóvenes no cometan los mismos errores que Kyle y Michael, y se den cuenta de que sus actos tienen consecuencias.