Última Hora

Cada año en el mundo se detectan 1 millón 300.000 casos nuevos de cáncer de mama. Y aunque parezca difícil de creer, el 2% de quienes lo padecen son hombres.

A don Mario Vega la noticia le llegó hace tres años.

El mismo día de la cirugía, los doctores se dieron cuenta de que don Mario tenía tumores en ambas mamas. Por lo que tuvieron que extraer sus dos glándulas mamarias.

A pesar de que la cirugía fue hace tres años, las secuelas son para toda la vida.

La vergüenza y el desconocimiento provocan que los casos de cáncer de mama en hombres se detecten cuando ya están muy avanzados.

Don Mario se considera un hombre con suerte: el cáncer fue detectado a tiempo y pudo evitar que se expandiera.

Pero no todos los casos terminan igual. En muchas ocasiones el paciente ignora los síntomas y acude al doctor cuando ya es demasiado tarde.

Por eso, algo tan sencillo como tocarse las mamas puede salvarle la vida. Observe la nota adjunta y aprenda a detectar este mal.