Última Hora

Se acabó el tiempo. A buena hora la Selección Nacional se reencontró con el gol y a buena hora Joel Campbell acabó con la racha de 20 partidos sin anotar para liquidar el 1-0 en el triunfo ante Estados Unidos en New Jersey.

Todo a un mes de enfrentar un nuevo proceso rumbo a Rusia 2018 y que el técnico Óscar Ramírez buscó enderezar en poco tiempo.

Más allá del triunfo por la mínima, hay que decir que la Tricolor mostró una buena cara. Olvidó los yerros sufridos ante Sudáfrica y salió a dominar el cotejo con un buen volumen de juego en el mediocampo.

Pero también hay que decir que a Costa Rica se le hace un mundo anotar y ante, el irreconocible, Estados Unidos se dio el lujo de perdonar, al menos en tres ocasiones, la mayoría de ellas en pies de Marco Ureña.

Ureña sumó oportunidades valiosas y se mostró participativo como un punto alto en La Sele.

Y mientras Ureña fallaba, Campbell sumaba ministros a su frustración que lo llevó a 19 partidos de sequía en el arco rival.

El olvidado del Arsenal lo intentó de varias formas e incluso Tim Howard le sacó un remate desde fuera del área al minuto 58.

Pero su revancha llegaría al 69’. Dave Myrie, recién ingresado, sirvió un centro al suelo al corazón del área que Campbell colocó a un lado de Howard para sumar el único tanto del partido.

Costa Rica se reivindica en su fútbol y volvió a mostrar aquella hambre de equipo que lo llevó lejos hace ya más de un año, con buen orden defensivo y control de la pelota.

Además, Óscar Ramírez sale satisfecho al encontrar piezas clave que le pueden ser de mucha utilidad en la eliminatoria como Kendall Waston y el propio David Guzmán.

También sirvió para que otros como Rónald Matarrita, Óscar Duarte y Marco Ureña confirmen que ya son jugadores de Selección Mayor y abren una bonita competencia.

Triunfo importante para encontrarse con su fútbol y para “espantar” algunos fantasmas que parecían nublar el inicio a Rusia, aunque es claro que los partidos que valen comenzarán en un noviembre.