Última Hora

La sección de lavado de dinero del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realiza investiga si el empresario limonense de apellido Bell detenido la semana anterior, conocido como “Macho Coca”, adquirió bienes pagando millones en efectivo.

Un taxi, tres pick up de modelo reciente, una buseta, una Range Rover 2013, 40 millones de colones en efectivo, 7 mil dólares y 3 mil euros.

Esto es una muestra de que el Sistema Financiero Nacional no era una opción para el empresario limonense y dos hermanos de apellido Valerio quienes ahora cumplen seis meses de prisión preventiva por tráfico de drogas.

Se sospecha que una lujosa propiedad valorada en unos 600 millones de colones ubicada en Búfalo de Limón fue adquirida con dinero en efectivo en los últimos meses.

Como parte de esta investigación también se encontró con una propiedad en Sarapiquí valorada en unos 120 millones de colones la cual también habría sido pagada en efectivo.

Sin embargo, aún se investiga a cuál miembro de la organización pertenece.

Existe una investigación aparte por usurpación de bienes de dominio público contra el empresario Bell, por la construcción supuestamente irregular de un muelle con un valor que supera el millón de dólares.

Los bienes de esta organización permanecerán bajo la figura del decomiso mientras continúan las investigaciones.