Última Hora

Según los familiares de Gerardo Cruz, mañana, después del mediodía, sabrán si él sufre algún daño cerebral, pues pese a no estar sedado aún no responde a los estímulos

Desde el viernes anterior el corazón de Gerardo Cruz late por sí solo, ese día dejó de utilizar la máquina que lo asistía.

La familia informó que se le eliminaron los sedantes. Sin embargo, aún no despierta ni responde a los estímulos.

Su condición es estable, pero temen que exista algún tipo de daño cerebral.

Será hasta el mediodía del martes, cuando los neurólogos le den a la familia una explicación más precisa de lo que ocurre con Gerardo.

Gerardo Cruz recibió dos heridas con arma blanca la semana anterior, una de ellas perforó su corazón, por lo que fue necesario someterlo a tres operaciones.