Última Hora

Gerardo Cruz está cerca de cumplir su quinto día internado en el hospital Calderón Guardia, y poco a poco le reducen los sedantes.

En este momento la familia se siente más tranquila pero cautelosa de su evolución.

Luego de tres cirugías, el muchacho se mantiene con monitoreo constante en la unidad de cuidados intensivos.

Un tío, tres tías y varios primos se mantienen a las afueras del centro médico a la espera de novedades.

Johany Barquero es uno de ellos. Afirma que su sobrino respira por sus propios medios, y aunque le notan “un mejor semblante”, continúa sin reaccionar.

Al joven se le reduce la cantidad de sedantes a la espera de que despierte del estado de inconsciencia en el que está desde la semana anterior.

Las muestras de apoyo son constantes hacia Gerardo y su familia. La gente de forma espontánea se les acerca y brinda una palabra de aliento.

Por ahora la familia se enfoca en la pronta recuperación de Gerardo y reportan poco contacto con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Las autoridades judiciales, por su parte, mantienen la investigación del caso sin reportar mayores avances.