Última Hora

No asegurar el televisor a la pared se ha convertido en una causa común de accidentes en todo el mundo.

Esto demuestra que, lo que para los niños es un acto inofensivo, puede provocarles graves heridas e incluso la muerte.

En Estados Unidos, entre el 2011 y el 2013, cerca de 15.000 niños fueron atendidos por lesiones relacionadas con televisores o muebles.

Aunque en nuestro país no existe una estadística de este tipo, los expertos aseguran que es muy común.

La mayoría de los menores que ingresan por este tipo de accidentes tienen menos de dos años y presentan lesiones en el cuello y la cabeza.

El Hospital de Niños atiende en promedio 10 casos al año de menores que sufren quemaduras mientras usan la andadera.

Los niños aprovechan la movilidad que les da estos aparatos y tiran de cables de electrodomésticos o de la  agarradera de ollas con algo caliente.

Esto les provoca graves quemaduras e incluso la muerte.

Para evitar accidentes de este tipo, es mejor empezar por asegurar los televisores a la pared. Además de mantener las agarraderas de ollas y sartenes hacia adentro y lejos del borde de la cocina.