Última Hora

Emirates, la aerolínea de Dubái, recién lanzó esta semana un anuncio cargado de humor, y la responsable de esta tarea es la actriz estadounidense Jennifer Aniston, quien se embolsó la nada despreciable cifra de $4,5 millones.

En el comercial de un minuto -y que cuenta con cerca de 1,5 millones de reproducciones- se observa a Aniston con bata y neceser en la mano, recorre un pasillo y llega hasta el área donde se encuentran tres sobrecargos.

Ella busca desesperadamente un baño. "No, aquí no hay", le dice una pareja de azafatas y le ofrecen una toalla y un paquete de maní.

Ella entra en shock y cae de espaldas... pero se trataba de una pesadilla. Ella despierta en una lujosa cabina de un A380. Instantes después, la escena ubica a Aniston en un elegante bar. 

"Estaba en un avión que no se parecía en lo más mínimo a este", le dice ella al bartender, quien le contesta: "Siento mucho escuchar eso".

Boutros Boutros, vicepresidente senior de comunicaciones corporativas, mercadotecnia y marca de Emirates, aseguró en un comunicado de prensa: "Alejándose de la línea publicitaria habitual de las aerolíneas, hemos decidido promocionar nuestros maravillosos productos a partir de un enfoque humorístico.

"Para ello, creemos que no hay nadie mejor que Jennifer Aniston y, de hecho, escribimos el guión con ella en mente. Destacó por su profesionalidad y su talento para la comedia en el set y no podríamos estar más satisfechos con cómo ha quedado el anuncio", acotó, de acuerdo con una publicación del diario ABC.