Última Hora

La presidenta Laura Chinchilla, su esposo José María Rico, y los ministros de Comercio y Comunicación, Anabel Gonzalez y Francisco Chacón, respectivamente, viajaron el sábado anterior a Perú.

Los cuatro, a bordo de un vuelo privado de la empresa THX Energy. Dedicada en varios países de América Latina, a la explotación de gas natural y petróleo.

Según reveló el diario La Nación, esta "regalía" no es la primera que hace la empresa. Pues el jet, de matrícula estadounidense, es el mismo que llevó a la mandataria a las honras fúnebres del ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El vuelo tendría un costo estimado de 30 millones de colones. La ley contra la corrupción y el enriquecimiento ilícito, es clara en cuanto a las regalías.

El artículo 20 explica:

"serán considerados bienes propiedad de la nación, cuando su valor sea superior a un salario base (…) el destino, registro y uso de estos bienes serán los que determine el reglamento de esta ley; al efecto podrá establecerse que estos bienes o el producto de su venta, sean trasladados a organizaciones de beneficencia pública, de salud o de educación, o al patrimonio histórico-cultural"

El viaje se realizó sin notificación previa al Congreso. La presidenta se reunió, el lunes, por 40 minutos son su homólogo peruano Ollanta Humala.

El ministro de Comunicación insistió en que la empresa sabe que el país no tiene interés en la explotación de petróleo o gas natural. Pues existe una moratoria en ese sentido. Y que recibieron el "regalo" porque es una empresa respetable.