Última Hora

Tres policías se recuperan tras enfrentar y matar a un hombre que afirmaba tener un mandato divino para asesinar a varias personas en la Virgen de Sarapiquí.

Los tres oficiales que resultaron heridos durante el cumplimiento del deber se recuperan de las heridas que sufrieron la noche de este domingo en la Virgen de Sarapiquí.

Ellos se enfrentaron a un hombre de apellido Salazar, quien según testigos tenía padecimientos mentales.

De acuerdo con la versión de lugareños, Salazar habría indicado que Dios le manifestó que debía matar a todos.

Este lunes los oficiales se presentaron a la sucursal del Instituto Nacional de Seguros (INS) en Guápiles.

El oficial José Jiménez Villalobos de 53 años presenta una lesión en el tobillo que lo mantendrá incapacitado durante un mes.

Los oficiales Alexander Palacios Mejía de 26 años y Miguel Araya Campos de 53, serían incapacitados por una semana tras sufrir lesiones con puñal en el tórax.

En el lugar quedó sin vida el agresor de apellido Salazar, quien según lugareños acaba de salir de un centro psiquiátrico.

Según la policía, Salazar amedrentaba a las personas, por lo que al intentar detenerlo opuso resistencia y en la disputa hirió en varias ocasiones a los oficiales.