Última Hora

Internacional

Uruguay: eterno habitante de los repechajes con el desafío de jugar sin Suárez ni Cavani

Será un camino difícil para Uruguay, como siempre lo son las rondas premundialistas para los celestes, eternos habitantes de la zona de repesca para las Copas del Mundo.

AFP Agencia Hace 10/5/2015 10:43:00 AM

Uruguay inicia el jueves su camino en la clasificatoria sudamericana para el Mundial Rusia-2018 con un difícil partido en la altura de La Paz, un desafío al que se agregan dos ausencias notorias e insustituibles: las de Luis Suárez y Edinson Cavani.

Será un camino difícil para Uruguay, como siempre lo son las rondas premundialistas para los celestes, eternos habitantes de la zona de repesca para las Copas del Mundo, un mecanismo por el que los charrúas llegaron a sus dos últimos Mundiales en Sudáfrica-2010 y Brasil-2014.

Uruguay quedó fuera del Mundial Alemania-2006 al caer ante Australia, mientras que para la cita africana venció a Costa Rica y para la de Brasil a Jordania.

Los dirigidos por el maestro Oscar Tabárez buscarán esquivar al destino que les ha tocado en los últimos clasificatorios. Pero el camino -más allá de la paridad que evidenció la Copa América de Chile entre los equipos sudamericanos- comienza cuesta arriba, literal y metafóricamente.

Primero, Uruguay deberá 'subir la cuesta' hacia la altura de La Paz para enfrentar el jueves a Bolivia, en la primera fecha de la clasificatoria sudamericana para Rusia-2018.

Será un partido duro como lo son siempre los choques en los 3.600 m de altitud de La Paz, con menos oxígeno y poco margen para el error.

Para minimizar la dificultad de un obstáculo ineludible, el cuerpo técnico decidió concentrar a los jugadores en Santa Cruz de la Sierra y subir a La Paz pocas horas antes del partido.

Los entrenamientos tendrán lugar en el complejo deportivo del club Blooming, informó la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

Los celestes llegarán por capítulos a tierras bolivianas. Este lunes a las 12H00 GMT partieron de Uruguay el técnico Tabárez y sus ayudantes, junto a los jugadores que militan en el medio local, entre ellos el juvenil valor Brian Lozano, del Defensor Sporting, una carta goleadora de gran actuación en los recientes Juegos Panamericanos, donde se coronó la selección celeste.

Uruguay enfrentará a una Bolivia sumida en una profunda crisis de su fútbol profesional, y el próximo martes, de local, chocará con Colombia.

Los charrúas tendrán otro desafío que sortear, tal vez mayor que el juego a la altura de las nubes en Bolivia o la velocidad y toque de balón de los cafeteros, que le amargaron el Mundial de Brasil: sus dos mayores estrellas, Luis Suárez (FC Barcelona) y Edinson Cavani (París Saint-Germain), mirarán varios partidos por televisión.

- Insustituibles -

Para los especialistas locales es claro que Uruguay es un equipo con Suárez y otro muy distinto sin el artillero del Barça, que pasa tal vez por su mejor momento deportivo.

'El Pistolero', suspendido por 9 fechas FIFA con la selección por morder en el hombro al defensor italiano Giorgio Chiellini en Brasil-2014, dejó a su equipo sin su juego ofensivo e impredecible, pero sobre todo sin uno de sus principales motores de inspiración: la rebeldía de un jugador que las corre todas, que no da ningún balón por perdido.

"Creo que tengo potencial en los futbolistas que están en este momento aquí como para, no digo ser exageradamente optimista, pero por lo menos para tener expectativas", había dicho Tabárez tras derrotar en un amistoso a Panamá a inicios de septiembre.

Lo cierto es que él mismo ha reconocido que Suárez, como Cavani, son insustituibles. Y el juego de Uruguay sin ellos lo evidencia.

Mientras Suárez volverá frente a Brasil, en la quinta fecha de la clasificatoria en marzo del 2016, Cavani, actual máximo artillero del fútbol francés, se perderá la primera y segunda fecha.

El 'Matador', cuyo oportunismo goleador es una carta de triunfo para los charrúas, cumplirá dos fechas de suspensión como castigo de la Conmebol por reaccionar a una comentada agresión del chileno Gonzalo Jara durante la Copa América.

Pero si bien la zaga estará sólida con el capitán Diego Godín y su escudero José María Giménez (ambos del Atlético de Madrid), está por verse si los jugadores que tendrán la responsabilidad de sustituir al 'Pistolero' y al 'Matador' se portan a la altura.

Cada punto cuenta para burlar al destino y evitar otro riesgoso repechaje.