Última Hora

Las imágenes del viernes anterior, cuando la avenida segunda y varios sectores del centro de la capital se inundaron, seguirán repitiéndose.

La Municipalidad de San José asegura que la solución a este problema no llegará este año. 

En teoría, por el sistema de alcantarillado pluvial y sanitario bajo la calle 9, avenida 14 y practicante en 7 kilómetros de la acequia "Las Arias", solo debería pasar el agua de lluvia.

Sin embargo esto no es así. Conexiones ilícitas dejan el paso abierto a las aguas negras.

Además, por este sistema pasan toneladas y toneladas de basura, que generan "tapones" en siete puntos del Área Metropolitana.

Tres de ellos se presentan entre avenidas 6, 8 y 10. En uno de esos puntos el paso del agua sacaba las paredes subterráneas, a dos metros de profundidad, algo evidente en un tramo del boulevard detrás de la Caja del Seguro Social.

De seguir así, este punto podría quedar expuesto con aguas contaminadas con materia fecal.

La Municipalidad de San José asegura que desde hace años ha solicitado a Acueductos y Alcantarillados (AyA) control sobre las agua negras, pero el problema aún persiste.

Por ejemplo, el "ojo de agua" que se pudo observar la semana anterior cerca del Barrio Chino no solo era agua de lluvia, también tenía aguas negras.

La Municipalidad cuenta con 300 millones de colones para empezar el análisis para eliminar los "tapones" de basura en la capital.

Y a largo plazo requieren entre 7 y 10 millones de dólares para colocar el alcantarillado bajo la vía pública y no en zonas privadas, como hasta ahora.