Última Hora

A raíz de las recientes mareas altas que inundaron la llamada Perla del Pacífico, la recomendación para sus residentes es ir pensando en trasladarse a vivir a zonas más altas ante el riesgo de que estas inundaciones se repitan con mayor frecuencia.

Este es el dramático diagnóstico de Omar Lizano, oceanógrafo del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) de la Universidad de Costa Rica, en una entrevista que sostuvo con Marcelo Castro en la edición del mediodía de Telenoticias.

Lizano enfatiza en que el calentamiento global, el fenómeno El Niño (calentamiento de las aguas) y la cercanía gravitacional de la Luna con la Tierra y de la Tierra con el Sol coadyuvan para que las mareas altas no sean efímeras; todo lo contrario, considera que serán cada vez más frecuentes.

El especialista agregó que recientes estudios apuntan a que las mareas podrían provocar inundaciones de hasta un metro de alto.

También mencionó en que nuestro país poco a poco se expone a más perjuicios producto del calentamiento global, la expansión de las aguas y la subducción de las placas Coco y Caribe. Por ejemplo, comentó en que Guanacaste y península de Osa se estarían hundiendo lentamente.