Última Hora

En esta vida hay situaciones realmente incómodas. Pero ninguna como vivir sin agua. Y de eso dan fe en Jericó de Desamparados.

Un total de 350 familias de esta la comunidad tienen meses sin agua, algunas llevan hasta medio a secas.

Las botellas y los estañones son los objetos más cotizados en Jericó. Muchos pagan extra para poder adquirir sus tanques de agua, y aun así han tenido que prescindir de ciertas labores  domésticas para ahorrarla.

“Para mí ha sido sumamente difícil, he tenido que dejar las cosas comunes y corrientes que hace cualquier ama de casa como lavar ropa”, dijo Flora Campos.

La escuela Agustín Segura es una de las más afectadas, según la directora Shirley Segura, es común suspender lecciones debido a la falta de agua.

El servicio de agua es responsabilidad de la Asada Jericó, y por eso Perros de Traba conversó con el presidente del comité, Carlos Villegas.

El funcionario culpó a la administración anterior y aseguró que piensan recuperar la quebrada Molina.

Asegura que eso les daría agua suficiente para abastecer a 800 familias durante los próximos 20 años.

Según nos informó el funcionario, el plazo de construcción dependerá de AyA, debido a que la institución ofreció los materiales.

Como no hay tiempo que perder, de una vez le preguntamos al AyA cuánto tiempo tardarían. A través de un correo electrónico, la Oficina de Prensa informó que a finales de noviembre estaría listo.

Así las cosas y con la ayuda de AyA, la Asada no tendrá excusas para dar una solución a los vecinos. En perros de Traba estaremos muy pendientes.


A veces la intención no es lo único que cuenta y eso lo saben bien en San Juan de Santa Bárbara de Heredia.

Los vecinos agradecen al Conavi haber limpiado las alcantarillas hace dos meses, pero resienten un pequeño detalle: los huecos que les dejaron.

Perros de Traba se fue al Conavi en busca de respuestas, y por medio de un correo electrónico, la unidad de Comunicación informó que la calle está así porque no han terminado el mantenimiento.

Curiosamente se comprometieron a arreglarlo la próxima semana, dos meses después de iniciadas las obras.


Hace dos meses conocimos a don Francisco y a doña Maritza. El Banhvi les prometió un bono de vivienda. Pero primero ordenó demoler su casa con la palabra de construirles una nueva.

Después de nueve meses continúan esperando, y van de casa en casa, por eso acudieron a Perros de Traba en busca de ayuda.

Rocky ladró en el Banhvi y se comprometieron a darle su hogar lo antes posible. La buena noticia es que ya iniciaron la construcción, y según los encargados de la obra, estaría terminada a más tardar el 15 de este mes.