Última Hora

Thamara Orozco se dedica al modelaje desde hace varios años y en ocasiones la contactan a través de Facebook para sesiones fotográficas.

Pero la red social también le ha provocado más de un disgusto, pues ha hecho trabajos para personas que luego desaparecen con sus videos y fotografías, sin que ella sepa si se usaron o no.

Muchas modelos son contactadas para supuestas sesiones de fotos o pasarelas, y cuando llegan al lugar se dan cuenta de que se trata de una farsa con otras intenciones.

Las redes sociales llevan a muchos a confiar más de la cuenta y en Estados Unidos hicieron un experimento para demostrarlo.

Con el permiso de los padres, crearon un perfil falso de una adolescente. Luego de hablar durante tres días, invitaron a los menores a encontrarse con la supuesta joven.

El resultado fue alarmante. Sin conocerla en persona y con apenas pocos días de intercambiar mensajes, los menores accedieron a entrar a la casa de extraños.

Incluso accedieron a subir a un vehículo donde en lugar de la supuesta joven los esperaban sus padres para darles una lección.

En nuestro país se han presentado casos de violaciones en los que las víctimas conocieron a su agresor a través de Facebook.

Los expertos recomiendan no intercambiar mensajes con personas desconocidas en ninguna red social. Y denunciar cualquier caso sospechoso ante las autoridades.