Última Hora

Internacional

El FBI atribuye a violencia callejera el tiroteo con 19 heridos en Nueva Orleans

Unos desconocidos abrieron fuego el domingo durante el desfile del Día de la Madre en la ciudad de Nueva Orleans, al sur de EEUU, dejando 19 heridos de bala, en un incidente que el FBI atribuyó este lunes a la "violencia callejera".

AFP Agencia Hace 5/13/2013 11:13:00 AM

Unos desconocidos abrieron fuego el domingo durante el desfile del Día de la Madre en la ciudad de Nueva Orleans, al sur de EEUU, dejando 19 heridos de bala, en un incidente que el FBI atribuyó este lunes a la "violencia callejera".

Entre heridos en el incidente ocurrido a inicios de la tarde figuran 17 adultos y dos menores de 10 años, dijo que el departamento de policía local en un comunicado. "Muchas de las víctimas fueron rasguñadas", algunos por balas que rebotaron, dijeron las autoridades para acotar que "en este momento, no hay víctimas mortales, y la mayoría de las heridas no amenazan la vida" de los afectados.

Un niño y una niña sufrieron heridas leves y se encontraban en buen estado, mientras que un hombre y una mujer estaban todavía en cirugía la noche del domingo. La policía federal de EEUU (el FBI) dijo que el tiroteo no estaba relacionado con actos de terrorismo. "En base a nuestra inteligencia, no tenemos motivos para creer que se tratara de un acto de terrorismo, solo violencia callejera", dijo a la AFP Mary Beth Roming, portavoz del FBI en Nueva Orleans.

El incidente se produjo menos de un mes después del atentado contra la maratón de Boston, que dejó tres muertos y más de 260 heridos. En diciembre pasado, un tirador abrió fuego en una escuela primaria de Connecticut (noreste), con saldo de 26 muertos, entre ellos 20 niños menores de seis años. El superintendente del Departamento de Policía de Nueva Orleans, Ronald Serpas, dijo a los periodistas que hubo disparos de "tal vez dos tipos diferentes de armas" y que agentes de policía vieron a tres personas salir corriendo inmediatamente después del tiroteo.

"Al parecer estas dos o tres personas, por razones que desconocemos, empezaron a disparar hacia o dentro de la multitud", dijo Serpas. "Todo acabó en unos pocos segundos". Serpas señaló que unas 400 personas se encontraban en el desfile, de dos o tres cuadras de largo, en tanto había otras 200 personas en la zona del tiroteo.

La policía investigaba los motivos del incidente y apeló al público para que se presentara si tenían elementos que aportar. Una recompensa por información que lleve al arresto de los responsables se elevó de 2.500 a 10.000 dólares en unas cuantas horas. "Es un día muy trágico para nosotros", dijo el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, tras visitar a algunos de los heridos en el hospital. Urgió al público a ayudar "para que podamos encontrar a las personas que hicieron esto y asegurarnos de que ya no vuelvan a lastimar a personas inocentes".

Asimismo, instó a reducir la criminalidad en las calles de la ciudad. "Lo especial del día parece no interrumpir los incesantes tambores de la violencia de la que tanto he hablado en las calles de Nueva Orleans", dijo. "Es una vergüenza y tiene que parar". "Es importante para nosotros que (...) cambiemos la cultura de la muerte en las calles por una cultura de vida", agregó.

Cuando si iniciaron los disparos, la multitud se arrojó al suelo. "Nosotros hicimos lo mismo", dijeron los universitarios Michael Lee y Chelsea Hinshaw al diario The New Orealns Advocate.

Cuando los disparos terminaron, algunos huyeron en pánico, mientras otros se quedaron en el piso. Lee y Hinshaw se acercadon cuidadosamente a los que habían quedado tendidos para ver si había heridos. "Yo quería irme de allí lo más rápidamente posible, pero no sabíamos si el tirador seguía en los alrededores", dijo Hinshaw al periódico.