Última Hora

Expertos de la Red Sismológica Nacional (RSN), presenciaron el miércoles anterior una erupción freática en el volcán Poás, es decir, una explosión de gases ácidos que liberan presión.

Aunque este fenómeno ocurre con frecuencia, los vulcanólogos resaltan el hecho de que esta vez no se dio en la laguna, como de costumbre, sino más bien en una estructura rocosa conocida como domo.

La explosión generó la salida de grandes bloques así como fumarolas que alcanzaron los 700 grados Celsius.

Los expertos monitorean está situación muy de cerca, sobre todo por la disminución en el nivel de la laguna del Poás, que en una semana bajó casi un metro.

El Parque Nacional Volcán Poás sigue abierto al público. Pero los expertos piden precaución a la hora de visitarlo.

La actividad se genera a pocos días de celebrarse el 60 aniversario de una de las erupciones más importantes de este volcán en mayo de 1953.