Última Hora

Los agresores del menor de nueve meses que murió producto de una golpiza en abril del 2014 no eran desconocidos para el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), así lo confirmó este lunes el juez penal a cargo del juicio en donde fueron sentenciados a 30 años de prisión cada uno.

Para el tribunal a cargo del debate las agresiones y torturas que sufrió el niño pudieron evitarse, así como pudo evitarse su muerte. Sin embargo, el PANI nunca actuó aun cuando sabía que la pareja tenía antecedentes de agresión.

El niño se encontraba en estado de paro respiratorio cuando lo encontraron en una cuartería cerca de la avenida 7, calle 8 en San José.

Durante la lectura de la sentencia el juez recriminó el accionar de ambos acusados y afirmó que la pena máxima de 30 años se quedaba corta ante el delito tan inhumano en el que ambos habían participado.

Los acusados pasaran seis meses en prisión preventiva hasta que quedé en firme la sentencia, posteriormente cumplirán con la pena.