Última Hora

Indigentes de la provincia de Heredia recibieron este domingo una mano amiga, gracias a personas que les brindaron aseo y alimentación.

Diversas circunstancias los llevaron a vivir en las calles en medio de necesidades, pero hoy los voluntarios se encargaron de cambiar su día en las instalaciones del liceo Samuel Sáenz.

La fundación Lloverá Comida organizó un evento en el que se les brindó ropa, baño, peluquería y alimentación a más de 300 personas.

Psicólogos, trabajadores sociales y terapeutas también se sumaron a la iniciativa.

A todos los asistentes se les ofreció la posibilidad de ingresar a un albergue para dejar las calles, varios aceptaron. Hubo 126 camas disponibles.

La fundación tiene varios años trabajando con esta población. El 90% de los que llegan a los eventos son hombres.

La mayoría de personas que llegaron a extenderles una mano a los indigentes son voluntarios.

Si usted desea colaborar con esta iniciativa pueden obtener más información ingresando a www.lloveracomida.org.