Última Hora

Otros deportes

Usain Bolt, el nuevo emperador chino

El atleta de Jamaica fue un fenómeno de masas durante los nueve días del Mundial de Pekín.

AFP Agencia Hace 8/30/2015 11:02:00 AM

Usain Bolt estará para siempre ligado a Pekín. En la capital china comenzaron sus triunfos con el triplete en las pruebas de velocidad de los Juegos Olímpicos de 2008. Siete años después, cuando atravesaba una crisis de resultados, volvió y repitió el triplete.

Todo empezó el 16 de agosto de 2008, cuando asombró al mundo colgándose el oro olímpico de los 100 metros con un récord mundial (9.69). Después ganaría los 200 (19.30). 

Esos dos récords planetarios logrados en Pekín los rebajaría en el Mundial de Berlín (9.58 y 19.19) y desde entonces permanecen vigentes. 

En Pekín ganaría también el relevo 4x100 metros. Desde entonces se impuso en todas las pruebas de 100, 200 y 4x100 en Mundiales y Juegos Olímpicos acumulando tripletes. 

Esos tripletes llegaron en los Mundiales de Berlín-2009, Moscú-2013, para volver a Pekín para lograr otro en 2015. 

Solo una salida falsa en Deagu-2011 le impidió sumar uno más. En la ciudad surcoreana ganó 'solo' dos títulos, los de 100 y 200 metros.

Desde Pekín hasta Shanghai y por todo el país, el nombre de Bolt y la bandera de Jamaica son conocidos por la mayor parte de la población china.

"Jamaica es un nombre muy conocido entre los ciudadanos de Shanghai debido al café y a Usain Bolt", afirmó una vez el alcalde de Shanghai, Yang Xiong. 

Bolt fue un fenómeno de masas durante los nueve días del Mundial de Pekín. El hecho de confirmar en el Mundial de Pekín-2015 los tres oros que había ganado en los Juegos Olímpicos de 2008 en la capital china confirmaron la unión entre el jamaicano y el pueblo chino.

Accidente de Bolt 

El caribeño de 29 años acabó ganándose definitivamente al pueblo chino cuando el viernes 28 de agosto, tras haberse impuesto en la prueba de 200 metros, fue arrollado por un vehículo motorizado conducido por un camarógrafo pequinés. 

El atropello pudo haber terminado en una lesión, pero todo acabó en un susto. 

Después del incidente, Bolt, en lugar de tomar el camino del enfado, mostró su cara más amable, reuniéndose con el camarógrafo chino, que le dio una pulsera como regalo. 

Ahí acabó Bolt de conquistar al pueblo chino, aunque en los momentos posteriores al accidente, ya ganó puntos entre los aficionados asiáticos. 

A pesar de que el jamaicano pareció llevarse la peor parte, se interesó por el estado del conductor del vehículo motorizado. 

"Yo estoy bien. Más bien estoy preocupado por el camarógrafo", afirmó conquistando a los pequineses.

El público chino lo considera uno de los suyos y así se lo demostró en la presentación de las diferentes pruebas en el Nido del Pájaro.

Mientras Bolt era vitoreado, su rival Justin Gatlin era en ocasiones abucheado. 

Y es que Bolt se ha ganado con todo derecho un hueco en el corazón de los chinos. El nombre del jamaicano siempre estará unido a Pekín, para orgullo de sus habitantes.