Última Hora

Los cableados de la instalación eléctrica del Mercado Central de San José, que ya tienen más de 70 años de existir, serán cosa del pasado.

Desde este sábado y hasta el lunes 31 de agosto, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) en conjunto con la administración del mercado terminarán el proceso de sustitución de todas las líneas eléctricas del inmueble.

Por esta razón, tanto los comerciantes como la Municipalidad de San José, acordaron cerrar sus puertas este próximo lunes para poder finalizar el proyecto.

El mercado abrirá nuevamente el martes 1 de setiembre. El costo total de los trabajos ronda los ¢500 millones, y son aportados por la Municipalidad de San José y los comerciantes. La obra busca mejorar la seguridad y el ornato en la cuadra capitalina.

El complejo comercial, creado en 1880 y declarado patrimonio cultural, tiene unas 200 tiendas, puestos y sodas, y recibe diariamente unos 3.000 visitantes semanales.