Última Hora

El Real Madrid goleó este sábado 5-0 al Betis, gracias a un inspirado James Rodríguez y un brillante Keylor Navas.

“Keylor, Keylor” coreó el estadio Santiago Bernabéu, por la magnífica actuación del portero costarricense, quien hizo un tapadón en la primera mitad y atajó un penal en la segunda.

Fue quizá su mejor partido con la escuadra merengue, justo un día antes de que finalice el mercado de pases. El nacido en Pérez Zeledón demostró que Florentino Pérez y compañía pueden preocuparse por muchas cosas, pero no por la portería, donde hay calidad y seguridad.

Su primera intervención destacable se dio al 42´, cuando Rubén Castro intentó driblar de más en el área del Madrid. El arquero tico, insistente, impidió que la jugada pasara a más, robando el balón de los pies de su rival.

Tras la buena lanzada, el Bernabéu coreó el nombre del guardameta, que en el minuto 61 volvió a ganarse a la afición, luego de tapar un penal.

Navas le ahogó el grito de gol a Rubén Castro, otra vez.

James, el hombre del partido

El colombiano regresó a la alineación titular del técnico Rafa Benítez para hacer valer su derecho de piso, ganado a base de talento, magia y golazos.

Este sábado, en la segunda fecha de la Liga, James asistió al galés Gareth Bale, marcó dos golazos y movió al equipo merengue en la media cancha.

A penas a los dos minutos, el cafetero filtró el esférico al centro del área, donde Bale cabeceó y decretó el primero de la noche.

Al 38´ apareció de nuevo el 10, un número que no le queda nada grande. En un tiro de falta por la banda derecha, difícil y con poco ángulo, envió un bombazo que pegó en el vertical y luego no tuvo reparo para colarse en las redes.

El show de James continuó, y luego del gol de cabeza de Benzema, consiguió el doblete tras un remate de chilena, al minuto 49.

Al minuto 89, Bale se despachó con un disparo descomunal desde fuera del área, y consiguió el quinto y definitivo del cotejo.

De esta forma, el Madrid llenó de goles a su rival tras montar un monólogo en su casa, cumplió con su favoritismo y logró su primera victoria en la Liga. Los de la capital ya suman cuatro unidades.