Última Hora

Otros deportes

Schippers, la rubia holandesa testaruda que venció a Jamaica

La atleta superó el récord europeo de 21.71, que tenía la alemana Marita Koch desde 1979 y que había igualado su compatriota Heike Drechsler en 1986.

AFP Agencia Hace 8/29/2015 12:41:00 PM

La velocista holandesa Dafne Schippers sorprendió al mundo del atletismo cuando el viernes ganó el oro de 200 metros del Mundial de Pekín, superando a jamaicanas y estadounidenses.

La holandesa, además de dejar a las favoritas jamaicanas en el segundo y tercer puesto, superó además un récord europeo que tenía 36 años de antigüedad.

El más sorprendido de la hazaña de su pupila de 23 años fue su entrenador Bart Bennema.

El técnico ha estado siguiendo el entrenamiento de Schippers en los últimos siete años, tras hacerse cargo de ella cuando la joven tenía 16 años, pero se quedó de piedra cuando vio cómo su protegida marcaba 21.63, el cuarto mejor registro de todos los tiempos, después de haber ganado antes la plata en 100 metros.

Schippers superó el récord europeo de 21.71, que tenía la alemana Marita Koch desde 1979 y que había igualado su compatriota Heike Drechsler en 1986.

Solo las estadounidenses Marion Jones y Florence Griffith-Joyner, en dos ocasiones, corrieron los 200 metros más rápidos que Schippers, que había sido bronce en el heptatlón del Mundial de Moscú-2013.

Las carreras de Koch, Dreschler, Jones y "Flo-jo" estuvieron plagadas de acusaciones de dopaje, pero Schippers quiso cortar rápido cualquier sospecha sobre ella.

"He pasado todo tipo de controles", dijo. "No quiero decir nada más", cortó.

Bennema, que guio el pase de Schippers del heptatlón a la velocidad, afirmó que su atleta siempre fue muy competitiva.

"Estoy sorprendido con el tiempo realizado. No estoy sorprendido de que ganara, sino de la forma en que lo hizo", afirmó Bennema sobre Schippers, que ganó el doblete europeo del esprint en Zúrich el pasado año. 

"Puede mejorar. El primer año que la tuve ya podía correr rápido. Cuando tenía 16 años, corría en 7.60 los 60 metros, por lo que ya era rápida. Es un proceso gradual y con un duro entrenamiento será más fácil", señaló el técnico.

Pasado en heptatlón 

Hace siete años, Schippers "era testaruda, como lo sigue siendo, pero puede correr a niveles muy altos. Siempre quiere ganar y eso la hace más fuerte".

"Sabía que tenía talento pero nunca descubres lo grande que es ese talento hasta que entrenas y te das tiempo para desarrollarlo", explicó el técnico.

Bennema restó importancia al hecho de que Schippers, que es blanca, destaque en una especialidad dominada por las atletas afroamericanas y caribeñas.

"Es blanca, pero ese no es un factor para nosotros. Tiene los genes adecuados y hace el deporte adecuado para ella. Cuando corren en una final, son simplemente ocho mujeres que quieren correr rápido", añadió el entrenador.

Debido a su pasado en el heptatlón,  Bennema afirmó que continuará con el duro entrenamiento que seguía en la disciplina de las siete pruebas.

"Seguiremos haciendo casi el mismo entrenamiento, tal vez no jabalina o salto de altura, pero sí los otros saltos, vallas, e incluso lanzamiento de peso", afirmó.

"En lugar de un entrenamiento de lanzar pelotas, puede hacer lanzamiento de peso. Cuando empiece a entrenar, veremos si le gusta", explica.

Schippers fue la primera que admitió que el heptatlón le ha ayudado a ser más fuerte, debido a la dureza del entrenamiento de esta disciplina.

"Creo que me ayudó. Cuando mi cuerpo está cansado, mi corazón es muy fuerte", señaló la atleta.

Preguntada si continuará compitiendo en heptatlón, Schippers contestó: "No lo creo". Malas noticias para sus rivales del esprint.