Última Hora

El alcalde de Alajuela, Roberto Thompson, salió de los tribunales, pasadas las 3 de la mañana de este viernes, luego de enfrentar una audiencia ante el Juzgado Penal de Hacienda, por los supuestos delitos de tráfico de influencia y prevaricato.

Este caso se vincula con unas patentes comerciales y de un proyecto urbanístico.

Sus abogados confirmaron que la jueza dictó como medida cautelar, dos meses de suspensión del cargo que Thompson desempeña desde el 2010.

Además no podrá acercase a su oficina.

La medida será apelada.

El Alcalde, aseguró que está situación está relacionada con algunas personas que quieren manchar su nombre.

Thompson criticó la rapidez con la que las autoridades realizaron allanamientos en la Municipalidad y la forma en la que se atendió el caso.