Última Hora

Doña Hilda y don Francisco, no llevan sangre real, pero desde que fueron elegidos como Reyes de los festejos de San Ramón el año anterior, se convirtieron en la sensación del cantón.

En San Ramón no premian la belleza de sus concursantes, más bien los valores, el amor y el esfuerzo para mejorar la comunidad.

Cada una de las 42 comunidades del cantón elige una familia ejemplar.

La carrera por quedarse con el título de reyes de los festejos de este año ya empezó.

El dinero recaudado se usará para mejorar la casa pastoral de la parroquia de San Ramón.