Última Hora

El saltarín de cuello blanco es una pequeña, pero hermosa ave, nativa de América central y de México. Su canto forma parte de la gran variedad de sonidos que escuchan quienes viajan a Tortuguero.

Sin embargo, su permanencia en el humedal podría estar en peligro y como siempre el hombre es el responsable.

Los investigadores del Servicio Forestal de los Estados Unidos, a través del programa de observatorios de aves de Costa Rica, han estudiado por 12 años al saltarín de cuello blanco.

Sus investigaciones concluyen que en aquellas partes del bosque donde el hombre ya intervino, las probabilidades de supervivencia de estas aves son menores.

Las investigaciones también concluyen que los cambios climáticos impactan las poblaciones de aves en Tortuguero.

El saltarín de cuello blanco se alimenta de frutas y por eso es especialmente sensible a las variaciones en las lluvias.