Última Hora

Internacional

Colombianos deportados por Venezuela dejaron atrás sus hijos

Poco más de un millar de colombianos ha sido deportado desde Venezuela después de que el presidente Nicolás Maduro decretara, el pasado viernes, el estado de excepción por 60 días en la zona fronteriza con Colombia.

Adrián Fallas, AFP Agencia Hace 8/27/2015 8:55:00 AM

Poco más de un millar de colombianos ha sido deportado desde Venezuela después de que el presidente Nicolás Maduro decretara, el pasado viernes, el estado de excepción por 60 días en la zona fronteriza con Colombia.

El drama que se vive en esta zona fronteriza ha dejado a padres separados de sus hijos, como el caso de Paola, que “llegó deportada de Venezuela el pasado domingo con su madre Maritza Fuentes y su hermana Carolina, de 8 años, cuando hombres de la guardia venezolana llegaron a su casa en la invasión Ezequiel Zamora y los sacaron por ser colombianos”, tal y como lo indicó el eltiempo.com.

El problema de Paola y su madre es que su hermano Felipe, de 5 años y su padre siguen en Venezuela, a la espera de una oportunidad para reunirse con sus seres queridos.

Maduro tomó la medida el viernes tras un ataque de desconocidos que dejó tres militares y un civil venezolanos heridos en la ciudad de San Antonio del Táchira (noreste de Colombia) durante una operación anticontrabando.

Esta situación, y sus repercusiones hacen que las historias de familias separadas a la fuerza se multipliquen en ambos lados de la frontera.

“Nos dijeron que se iban a cargar los nietos, que los colombianos se fueran, que los niños se quedaban. Yo prefiero que se pierda todo, pero no dejarlos allá”, dijo el Óscar Sepúlveda, de 61 años, que en Colombia espera una oportunidad para ver a sus siete nietos. Ellos siguen en Venezuela.

Las tensiones limítrofes han llegado a los más altos niveles diplomáticos, donde se busca una solución.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, pidió este miércoles a Venezuela suspender de manera "inmediata" la ola deportaciones de colombianos que se suscitó tras el cierre de la frontera dispuesto por Caracas.

El expresidente colombiano (1994-1998) expresó la intención del organismo de mediar entre ambos países, previo pedido de los gobiernos, a partir de la "inmediata suspensión de las deportaciones de colombianos".

Además planteó "la creación de un mecanismo institucional para la defensa de los derechos de los deportados", según un comunicado difundido en Quito, donde funciona la sede del organismo.

Mientras se llega a una solución, Paola y Óscar siguen esperando una solución, al problema que dividió sus familias.