Última Hora

Luego de que fueran colocados el viernes anterior, los reductores de velocidad que generaban presas en los alrededores de la rotonda de Paso Ancho fueron removidos.

La mañana de este jueves los miles de conductores se encontraron con que los “muertos” ya no se encontraban en el lugar.

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) insistió en utilizar los reductores para proteger a los trabajadores en la zona.

Ante la protesta de la Policía de Tránsito y conductores, los reductores fueron retirados de ambos sentidos esta madrugada.

En el lugar se realiza una inversión de ¢5.000 millones para construir un paso a desnivel.