Última Hora

Internacional

Laura Chinchilla destaca papel de la ley en denuncias de corrupción en Guatemala

"Me parece que eso es bueno para la institución de Guatemala, es decir, una justicia que está respondiendo con bastantes niveles de independencia", aseveró la exmandataria.

Adrián Fallas, AFP Agencia Hace 8/26/2015 5:26:00 PM

En Guatemala se viven tiempos álgidos. Mientras el presidente Otto Pérez enfrenta un eventual levantamiento de su inmunidad, un juez ordenó este miércoles prisión preventiva para su exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien fuera su mano derecha, por su papel en un escándalo de defraudación fiscal.

Estos hechos llaman la atención de Laura Chinchilla. La exmandataria dijo a la agencia EFE –tal y como lo consigna laprensa.hn– que "pareciera que ya nadie está por encima de la ley".

"Me parece que eso es bueno para la institución de Guatemala, es decir, una justicia que está respondiendo con bastantes niveles de independencia y lo que espera la gente es que al final pues claro no haya impunidad y haya sanciones como corresponde", agregó Chinchilla, que se encuentra en un foro organizado por la Universidad de Los Andes en Bogotá.

Consultada sobre cómo estos hechos podrían afectar los esfuerzos de integración regional, Chinchilla declaró no estar preocupada.

"Yo no creo que la circunstancia de Guatemala golpee propiamente el proceso de integración, le resta quizás dinamismo, algunas de las decisiones que estaban pendientes especialmente en lo que alcanza a los programas regionales en materia de combate a la criminalidad, pero no es una afectación digamos fatal al sistema”, expresó la expresidenta.

Mientras tanto la situación de Pérez cada vez se ve más comprometida.

Nuevas protestas recorrieron las calles del país para exigir la renuncia del presidente, acorralado por la justicia luego de que la Fiscalía y una comisión de la ONU contra la impunidad lo señaló como cabecilla de la red de corrupción.

Por otro lado, una veintena de funcionarios, incluidos seis de los 14 ministros, han abandonado el barco de Pérez, un general retirado de 64 años, mientras que la cúpula empresarial rompió su alianza con el gobernante y exigió su renuncia.

Para Jorge Santos, director del Centro Internacional de Investigaciones de Derechos Humanos (CIIDH), el abandono de gran parte de su círculo más cercano "deja en total soledad al presidente, quien sin lugar a dudas ya no ejerce más que de manera formal el papel de presidente de la República".

"Si el Presidente no renuncia estaría sentando un precedente nefasto para la historia del país", pues querría decir que "quien ejerce el poder puede cometer hechos delictivos sin tener siquiera una sanción de carácter moral que le retire del poder", dijo Jorge Santos, director del Centro Internacional de Investigaciones de Derechos Humanos (Ciidh), a la AFP.