Última Hora

Blog

Descentralización territorial del Estado y una práctica a destacar

El contraste de las valoraciones de la ciudadanía sobre resultados de las instituciones nacionales y las locales es concluyente. Hoy la ciudadanía mantiene una esperanza y valora como más eficaz y más integro (no corrupta) al gobierno local, o municipal. Este es lo que mantiene a flote al sistema político.

Miguel Gutiérrez-Saxe Hace 8/26/2015 12:11:00 PM

Concluía la anterior columna con la pregunta sobre qué hacer a este punto, en el que la Estado costarricense no logra enfrentar sus  desafíos, no  entrega resultados ni muestra capacidad de adaptación, en los niveles esperados.

El contraste de las valoraciones de la ciudadanía sobre resultados de las instituciones nacionales y las locales es concluyente. Hoy la ciudadanía mantiene una esperanza y valora como más eficaz y más integro (no corrupta)  al gobierno local, o municipal. Este es lo que mantiene a flote al sistema político.

Es notable la respuesta concreta a la necesidad de remodelar la acción pública que nos ofrecen los cantones fronterizos del Norte, región de las más rezagadas del país. Ahí precisamente, en los últimos cinco años, tres municipios del norte (Upala, Los Chiles y Guatuso, animados por este último, el más pequeño de los tres) han trabajado sistemáticamente desde su Federación de Gobiernos Locales  para preparar un plan integral de desarrollo en su espacio geográfico conjunto.

El plan incorporó  componentes de infraestructura física y social, mejoramiento humano (educación, salud, agua, entre otros), empleo y desarrollo productivo, en especial los requerimientos de fomento del valor agregado local.  En su formulación se logró incorporar a miles de habitantes.

Este plan articula las acciones de muchas instituciones. En este empeño, el conjunto de municipalidades contactó al Poder Ejecutivo y al Legislativo, a otras instituciones, entre las que las universidades públicas destacan,  a asociaciones privadas de responsabilidad social corporativa, a la Zona Económica Especial de la Región Huetar Norte, así como al movimiento cooperativo, con el fin de allegar recursos y apoyos; estas gestiones han resultado muy exitosas.

La Federación de TNN está consolidada y su plan ha sido elaborado y el componente productivo, que era el más rezagado, comienza a desarrollarse.

En agosto del 2015,  este esfuerzo de las Municipalidades encontró un nuevo espaldarazo de la institucionalidad pública, expresado en un decreto ejecutivo que se suma a la asignación del presupuesto nacional de 250 millones de colones para estudios, y la visita y compromisos de numerosas instituciones públicas.

En este decreto se reconoce el esfuerzo pionero de constitución del territorio, se apoya su plan, así como se acoge sus prioridades y acciones. El decreto establece, pues, compromisos asociados a indicadores de avance, fácilmente evaluables y exigibles.

Esta es la enseñanza: se puede remodelar la coordinación interinstitucional, la planificación del desarrollo desde lo local. al conjugar procesos desde abajo, informados y participativos, con la búsqueda de compromisos y apoyos de las instituciones nacionales.